Caminante, no hay camino, se hace camino al andar

Iniciar y formar parte desde 2012 de un proyecto tan bonito como INTAP me ha aportado tanto a nivel personal como profesional, que se me antoja imposible encontrar las palabras más idóneas para una despedida que quiero transformar en un hasta siempre. Han sido tantos los momentos buenos, y los que no lo han sido tanto pero que me han retado a seguir creciendo, que no podría seleccionar uno en concreto. Me quedo con ese todo que siempre es más que la mera suma de sus partes.

Llevo semanas dándole vueltas a este texto, con ese bloqueo frente a la hoja en blanco que tanto tememos los amantes de la narrativa. Por supuesto, en estas líneas rememoro el camino que se ha ido esbozando al andar a la vera de quienes han aportado pasión y esfuerzo, y doy las gracias: a mis compañeros humanos y perrunos, a mis voluntarios, a las personas y entidades que han confiando en nuestra labor, a las comisiones científicas que han contactado conmigo para compartir esta investigación que ha nacido de un afán de excelencia (con pros y contras inclusive), a quienes habéis estado pendientes de las redes sociales, etc.

Quien bien me conoce, sabe que INTAP ha sido como un hijo que he gestado y que he visto crecer, un bebé al que le he aportado la máxima dedicación posible, al que he cuidado con esmero y al que he tratado de tatuar mi huella social. Pues de nada sirve publicar, formar futuros profesionales, perderse en temas burocráticos, etc. si luego no estoy al pié del cañón con mis perritos y mis viejitos (entiéndase este concepto con toda la ternura y respeto, sin prejuicios). Ahora INTAP continua, pero ya no de mi mano, forma parte del ciclo de la vida.

Soy consciente de que nuevos retos me aguardan, y estoy deseando compartirlos con quienes estéis ahí. Y no puedo finalizar sin compartir un proverbio africano que me acompaña desde hace años: no heredamos la tierra de nuestros antepasados, la pedimos prestada a nuestros hijos.

dog horse and little girl sitting on th road - black and white old photo:

pinterest.com

De todo corazón, a ti que me lees, gracias y hasta siempre.

María Perea Mediavilla.


Entrada enlazada: Corriendo hacia el horizonte

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Soluciona la cuenta para participar * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.