Concepto de Terapia Asistida por Animales: dudas y comentarios (1)

¡Hola de nuevo!

Aprovechamos esta tarde de domingo para introducir algunas ideas relacionadas con nuestra entrada anterior, en la que hicimos referencia al concepto de terapia asistida por animales (TAA-consultalo aquí). Y vamos a hacerlo partiendo de los comentarios y correos que nos habéis hecho llegar durante la semana.

Hemos dividido las dudas en dos grupos: Las referentes a formación y capacitación, y las referentes al concepto de terapia. Como la entrada ha quedado un poco larga, hoy colgamos la primera parte, y la próxima entrada incluirá las reflexiones acerca del concepto de terapia.

Roles de terapeuta y guía canino

Como bien destacaba Amelia en su comentario, ambas labores son diferentes y necesitan de formación propia. Nosotros creemos que la formación de ambos roles debe estar diferenciada en aras de una mayor especialización, si bien cabe la posibilidad que una sola persona sea capaz de asumir ambos roles.

El rol de guía canino para terapia, ¿Aparece reconocido en la legislación?

A día de hoy, la figura del guía canino (en el sentido descrito) no se reconoce en ninguna normativa. Esto no es extraño; incluso una profesión clásica como la de adiestrador canino encuentra difícil definición a nivel estatal, por lo que el rol de guía de TAP, mucho menos conocido, no ha encontrado aún acomodo en España.

Como siempre, la necesidad precede a la normativa, por lo que la progresiva instauración de la TAP (y otras TAA) debe ayudar a la aparición una de legislación que la regule. Teniendo esto en mente, dos opciones se abren en nuestro futuro: o bien se opta por un enfoque de mínimos, de «todo vale», a fin de facilitar que los adiestradores caninos puedan ejercer este rol sin necesidad de reconversión, u optamos por subir el listón y fomentar la formación específica en el área, dotando (y exigiendo) a los futuros guías de TAP unos conocimientos adaptados al entorno clínico, más allá de los referentes a cuidado veterinario, etología y adiestramiento.

Para nosotros, instaurar la TAP como alternativa terapéutica exige especializar el conocimiento, potenciando la investigación y desarrollo de estos roles. De cualquier otra manera, jamás se logrará el reconocimiento necesario para, por ejemplo, traspasar las puertas de un hospital.

Los cursos de «Terapia Asistida», ¿habilitan como «terapeutas»?

Traemos esta duda a raíz de un correo electrónico que nos envía una trabajadora social. Actualmente, en España, los trabajadores sociales no tienen reconocida la terapia entre sus atribuciones profesionales (algo que tendrá que cambiar con los nuevos planes de estudio, ya que en muchos países europeos sí pueden ejercer como terapeutas). Su duda es, si se decide a realizar un curso de terapia asistida ¿tendrá derecho a ejercer como terapeuta?

Ningún curso de TAP habilita como terapeuta. A nuestro equipo le gusta ser claro en este punto, para evitar que nadie se vea defraudado; por desgracia, muchas empresas y particulares ayudan a mantener esta confusión (quizás por desconocimiento, o quizás por hacer negocio). El rol de terapeuta queda reservado para las profesiones que recoge la ley, no hay más discusión al respecto. Hacer un curso de masajista no te convierte en fisioterapeuta, y por más que una persona sepa de Medicina, no tiene derecho a administrar tratamientos mientras no tenga el título correspondiente. Igualmente, un psicólogo no debe dirigir un programa de fisioterapia asistida, por muchos cursos de TAA que realice; sencillamente, no tiene la formación necesaria.

Entonces, si tu profesión no es sanitaria ¿Para qué sirve realizar un curso? Pues muy sencillo. La tendencia actual en el ámbito sanitario es crear grupos interdisciplinares, en los que distintos profesionales puedan poner en común sus conocimientos para mejorar la intervención. Pueden ejercer como consultores, asesorando a los terapeutas sobre el mejor modo de alcanzar los objetivos propuestos, e informando de las bondades de la inclusión de animales en distintos contextos de intervención (que muy probablemente, serán desconocidos por profesionales sin formación en TAA/TAP).
Bien pensado, esta misma situación es la de muchos trabajadores sociales que desarrollan su labor en centros sanitarios; no ejercen como terapeutas, pero se incrustan dentro de equipos en los que su papel es de reconocida importancia.

Bueno, pues con esto tenemos respondidas las dudas más urgentes de este apartado. Contamos con vosotros para seguir mejorando los contenidos del blog, así que os agradeceremos cualquier aportación que nos mandéis.

Muchas gracias y hasta la próxima!

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Soluciona la cuenta para participar * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.