Caminante, no hay camino, se hace camino al andar

Iniciar y formar parte desde 2012 de un proyecto tan bonito como INTAP me ha aportado tanto a nivel personal como profesional, que se me antoja imposible encontrar las palabras más idóneas para una despedida que quiero transformar en un hasta siempre. Han sido tantos los momentos buenos, y los que no lo han sido tanto pero que me han retado a seguir creciendo, que no podría seleccionar uno en concreto. Me quedo con ese todo que siempre es más que la mera suma de sus partes. Sigue leyendo